PISTO MURCIANO

PISTO MURCIANO

Ingredientes

1 kg de tomates, 2 berengenas, 1 Cebolla, 5 Pimiento verde, Cuatro huevos, Aceite de oliva virgen extra, Sal.

Preparación

Se cortan y fríen los tomates. El proceso de elaboración del pisto murciano es muy rápido y simple. Se pela un kilo de tomates y se fríen, con abundante aceite y sal.
Se fríen los demás ingredientes. Se corta la cebolla en trozos pequeños y se fríe. Lo mismo sucede con los pimientos verdes y la berenjena.
Rehogar en la sartén, cuando los frutos y hortalizas están fritos se rehogan juntos durante varios minutos.

MONDONGO

MONDONGO

Ingredientes

150 g de Garbanzos, 1 de Mondongo de Ternera, 40 g de Jamón picado, 75 g de Chorizo, 75 g de Tomate fritocuchara, 2 patatas, 1 cebolla, 1 diente de ajo, Hierbabuena, Pimienta, Aceite de oliva, Sal.

Preparación

Limpiar muy bien el mondongo, cortarlo a dados y ponerlo a cocer con los garbanzos en una cacerola.
Una vez que el mondongo y los garbanzos estén cocidos se le añaden las patatas y sigue la cocción.
Al tiempo que cuece se ha de sofreír un diente de ajo y una cebolla, previamente picados.
Cuando la cebolla esté dorada se añade tomate frito, jamón, chorizo y pimentón, dejándolo todo terminar de sofreír.
Una vez se tenga listo el sofrito se añade a la cacerola con el mondongo los garbanzos y las patatas.
Se pone a punto de sal y se sazona con hierbabuena y pimienta.

BUÑUELOS

BUÑUELOS

Ingredientes

2 Huevos, ½ Litro de leche, ½ sobre de Levadura, 500 gr Harina, 500 gr Azúcar, Aceite de oliva, Azúcar glas, Canela en Polvo, Hojas de limonero, Sal.

Preparación

En recipiente amplio, batir los huevos y agregar la pizca de sal, la levadura y la leche. Añadir la raspadura de limón, dos cucharadas grandes de azúcar y poco a poco, la harina que admita, hasta conseguir una masa no muy espesa. La masa debe ser consistente como para adherirse a la hoja.
Las hojas de limonero se impregnan en la masa hasta quedar completamente rebozadas por ambas caras. Para ello previamente es necesario lavarlas a conciencia. Luego se sumergen en el bol con la masa y de ahí directamente a la sartén.
Con el aceite caliente se van colocando uno a uno los buñuelos que forman la hoja rebozada en el interior de la sartén. Se deben voltear con cuidado para no desprender la masa de la hoja o bien poner aceite suficiente para que se doren por ambas caras. Una vez que el paparajote está bien doradito se retira de la sartén y se coloca sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
En el mismo aceite donde hemos ido friendo todo lo demás añadimos ahora el pan, vamos dando vueltas con la espumadera casi sin parar, a fuego lento para que las migas no se peguen.
Finalmente se espolvorean por ambas caras con una mezcla de azúcar glas y canela en polvo.